Seleccionar página

Maridaje

Explora los sabores que los nuestros vinos ofrecen, la intensidad, la acidez, los taninos, las notas dulces o saladas, las texturas y los aromas combinados con diferentes tipos de alimentos interactuando en el paladar

Vino Tinto

Marida con:

  • Carnes rojas a la parrilla: El carácter robusto del ensamble se complementa bien con cortes de carne roja a la parrilla, como un buen filete o una jugosa costilla.
  • Estofados y guisos: Su riqueza y complejidad lo hacen perfecto para platos reconfortantes como estofados de cordero, guisos de ternera o incluso chili.
  • Quesos fuertes: Combina con quesos curados y sabrosos como el queso cheddar añejo o el gouda ahumado.
  • Cocina mediterránea: Prueba con platos mediterráneos, como moussaka, para aprovechar la estructura y las notas de especias.
  • Chocolate oscuro: Prueba con un postre de chocolate oscuro para aprovechar los matices de fruta y especias del vino.

Vino Tinto

Marida con:

  • Carnes a la parrilla: El ensamble de Malbec, Tempranillo y Syrah se llevaría muy bien con carnes a la parrilla, como un jugoso filete de res, costillas o incluso hamburguesas. Tacos de cualquier variedad de carne con salsa picante le van muy bien.
  • Comida mediterránea: Prueba a acompañar la paella, kebabs de carne o pollo, o una selección de tapas, pizzas, ensaladas con quesos y aceitunas. La comida árabe es el acompañante ideal.
  • Platos especiados: El toque especiado del Syrah complementará platos ligeramente picantes como curry, comida mexicana o platos asiáticos condimentados.
  • Parrilla de vegetales: Parrillada de vegetales sazonados.
  • Embutidos: Los embutidos curados y sabrosos como el chorizo o el salami podrían complementar sus notas de especias. Solos o en unas buenas tortas o pan baguette.

Vino Rosado

Marida con:

  • Carnes a la parrilla: La fruta y especias del Grenache complementan a la perfección pescados, mariscos, aves ligeramente condimentadas.
  • Comida mediterránea: Platillos como la paella, la moussaka y las aceitunas marinadas armonizan bien con la acidez y los sabores del Grenache.
  • Quesos: El Grenache se lleva bien con quesos frescos, semicurados. Imagina una Ensalada Caprese o una Pizza Margarita.
  • Platos especiados: La especiada complejidad del Grenache combina muy bien con cocina asiática, como platos de curry o cocina tailandesa.
  • Comida tradicional: El Grenache se complementa con los sabores picantes y audaces de la cocina tex-mex o mexicana.
  • Postres a base de frutas: Marida con tartas de frutas o compotas, aprovechando su perfil de sabor afrutado.